Entérate de lo más relevante para tu empresa

img-post-gral.png

Hablemos sobre el contrato colectivo de trabajo

nota_22_blog

En nomilinea buscamos tener fresca la información sobre contrataciones, regulaciones y gestión de nóminas. Todos hablan de los contratos laborales colectivos, por eso, no sobra refrescar información al respecto de su utilidad, características y requerimientos.

Un contrato colectivo de trabajo es un acuerdo para formalizar la relación entre los trabajadores y el empleador. Todos los derechos que se registran en ese convenio inmediatamente se vuelven obligatorias.

Pero, ¿qué es un contrato colectivo?

•Es una de las modalidades de contratación.

•Se suscribe entre el empresario y la agrupación con personalidad jurídica que representa a los trabajadores de un gremio, sector o corporación.

•Sus cláusulas son el resultado de las negociaciones entre las partes y funcionan como obligaciones para ambas. 

•Puede ser de una empresa o también afectar a todos los empleados de un área concreta de la organización.

•También pueden agruparse varias empresas de un sector bajo un mismo contrato colectivo. Esto puede ser a nivel local, provincial, estatal o nacional.

¿Qué aspectos considera?

•El salario y otras prestaciones o complementos.

•Tipos de jornadas y descansos, condiciones laborales, funciones del trabajador, mejoras en cuanto a Seguridad Social y acuerdos para posibles promociones profesionales y equidad de género.

Principales particularidades del contrato colectivo de trabajo

• Usualmente su vigencia es de un año o la que acuerden las partes.

•Su validez y derecho se encuentra por encima de cualquier contrato individual, que queda automáticamente supeditado al contrato colectivo.

•En el caso de que no se establezca un nuevo convenio, el actual contrato continua con su vigencia en casos de venta, fusión o traspaso de la compañía.

Pros y contras del contrato colectivo

•Para la empresa, este contrato funge como base para establecer salarios, horarios y descansos. Así, facilita los mecanismos de conciliación laboral, familiar y personal. En contraste, no permite establecer adaptaciones a los cambios internos de la empresa.

•Puede ser positivo puesto que los trabajadores se encuentran amparados ante decisiones arbitrarias del empleador y cuentan con mejores condiciones económicas y sociales, lo cual garantiza el equilibrio entre su vida personal y laboral, pero, por otro lado, están obligados a pagar la cuota sindical. 

Y sobre el trámite…

Este contrato colectivo debe ser presentado ante la autoridad laboral competente a partir de la firma. Luego se remite al órgano de arbitraje y se publica en el boletín oficial correspondiente para que entre en vigor.

Con nomilinea, automatiza la gestión de una o más nóminas en la nube, de forma práctica, segura y sencilla.


Publicado por el Equipo Nomilinea el 4 de mayo de 2020 12:23:00 CDT

¿Crees que le interesa a alguien más?

¡Compártelo!

Topics: Contratos

¡Déjanos tus comentarios!